Financiación proyectos estratégicos

    Cuando hablamos de la financiación externa pública, que en alguna ocasión puede ir acompañada de aportaciones de carácter privado, tanto propia como obtenida a través de subvenciones o ayudas, debemos tener en cuenta dos aspectos importantes e interrelacionados, es necesario o muy recomendable que los proyectos se enmarquen en una planificación estratégica de ciudad y no sean el simple hecho de acceder a una convocatoria de subvención o ayuda, y por otra parte el proyecto en su diseño, priorización y desarrollo, debe contar obligatoriamente con la participación ciudadana y la implicación de los agentes socioeconómicos del territorio.

     Una vez que tengamos los Proyectos necesarios para caminar hacia la ciudad que queremos y que juntos hemos diseñado, hay que estar pendientes, vigilantes diría yo, de las políticas y por lo tanto normativas y convocatorias de ayudas y/o subvenciones de las administraciones europeas, estatales, autonómicas y hasta provinciales, para presentarse y solicitar nuestra participación y no al revés, es decir, que una vez que salen las ayudas o subvenciones, con prisas, urgencias y a veces precipitaciones, realizar o encargar proyectos para presentarlos, porque no pueden tener la calidad suficiente, porque no se puedan justificar de forma estratégica, o por no tener  recursos propios para la co-financiación, pues en nuestros presupuestos no teníamos previsto esta actuación.

    La mayoría de la financiación externa la encontraremos en la Unión Europea, y se instrumenta en convocatorias directas e indirectas (a través del Estado o de la Comunidad Autónoma) y son en competencia competitiva, por lo que la calidad en la elaboración, tanto del proyecto, como de la solicitud es fundamental para la valoración y por lo tanto para la concesión de las mismas. Otra condición para la obtención de estas ayudas o subvenciones es que se hayan o se vayan a tratar desde el “desarrollo local participativo”, los “grupos de acción local “GAL”,o cualquier otra metodología participativa que además combine y potencie las alianzas publicas y las privadas y tengan indicadores de resultados del retorno de las inversiones, seguimiento de los mismos, mecanismos de control y se basen en valores de la nueva “Gobernanza”, basada en la transparencia y las buenas practicas éticas, eficaces y eficientes y con criterios de sostenibilidad.

    Por ser las de mayor impacto en las ciudades haremos una referencia primeramente a los FONDOS COMUNITARIOS para el periodo 2014-2020, en cuya programación se han planteado retos acordes con la situación económica europea, por lo tanto, los  objetivos de Europa 2020 deben integrare en los diferentes fondos y cada uno de ellos tiene que contribuir a un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. En este nuevo periodo los fondos deben tener como objetivo promover la competitividad y la convergencia, reorientando el gasto hacia la investigación y la innovación, el apoyo a las PYME, la calidad de la enseñanza y la formación, el fomento de la calidad en el empleo y la cohesión social y la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono que utilice eficazmente los recursos.

    Programas Feder

    Por otra parte también referenciaremos el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, que es la apuesta decidida del Ministerio de Industria, Energía y Turismo para impulsar en España la industria tecnológica de las Ciudades Inteligentes y para ayudar a las entidades locales en los procesos de transformación hacia Ciudades y Destinos Inteligentes, promoviendo el crecimiento del sector tecnológico y su capacidad de internacionalización.

    Para conseguir estos objetivos el Gobierno cuenta la entidad pública Red.es, pionera en el fomento e implantación del concepto smart-city en nuestro país. Entre los trabajos iniciados por Red.es destaca el desarrollo de múltiples proyectos de ciudad y entorno inteligente, a través de las convocatorias de Ciudades e Islas Inteligentes, destinadas a distintos niveles de administraciones públicas.

    La entidad comenzó desarrollando proyecto como “Urbanismo en Red” o el “Servicio de Pago Telemático”, y dos actuaciones piloto de ciudades inteligentes en Málaga y Sevilla y  en la actualidad ejecuta una parte esencial del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes como son las convocatorias de Ciudades e Islas Inteligentes.

    Convocatorias Ciudades e Islas Inteligentes

    redes

     

    También estaremos pendientes de la Red de Iniciativas Urbanas “RIU”, que se constituyó como una de las Redes Sectoriales previstas en el Marco Estratégico Nacional de referencia en España y dentro del nuevo periodo de programación 2014-2020, y se configura como un mecanismo de coordinación, impulso y apoyo a la gestión y evaluación de actuaciones en materia urbana cofinanciadas por Fondos Estructurales y sigue siendo un Instrumento necesario para compartir buenas prácticas y difundir los resultados de los proyectos urbanos que reciben financiación europea.

    En el actual periodo 2014-2020, la dimensión urbana de la Política de Cohesión cobra una mayor relevancia, con el objetivo estratégico de contribuir a un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y en el Acuerdo de Asociación de España se definen tres objetivos estratégicos para los entornos urbanos, en línea con la Estrategia Europea 2020, que son: Mejorar la dimensión física y medioambiental, la dimensión económica y la competitividad y mejorar la dimensión social

    Y por ultimo, en esta “nota” también reseñamos los PROGRAMAS OPERATIVOS CRECIMIENTO SOSTENIBLE, como son

           * La Estrategias DUSI             * Las Acciones Urbanas Innovadoras

           * URBACT                              * Programas singulares EBC

    Copyright © 2017 Agencia de Desarrollo Local de Santa Pola.